Blog Post

Concluyó la socialización del Protocolo Nacional para la Recepción y Atención de Niñez y Adolescencia Migrante en Guatemala

Guatemala abril 11 2019

“El Protocolo es un avance para las instieuciones del Estado garantes de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia migrante. Tiene carencias, limitaciones, pero para las instituciones, representa una guía para el actuar interrelacionado”. Esta una de las conclusiones de la socialización del documento, que inició el 21 de marzo y finalizó el miércoles 10 de abril, en la Ciudad de Guatemala.

El proceso, dirigido a organizaciones de sociedad civil, exploró las rutas de recepción y atención de niñez y adolescencia migrante, sus principios y sus lógicas.

Los objetivos del cuarto y último taller, facilitado por Lucía Pinzón y Carlos Sánchez, fueron retroalimentar la información sobre las cuatro rutas del Protocolo y la construcción de recomendaciones de buenas prácticas para su aplicación.

Las y los participantes señalaron la importancia de que las niñas, los niños y la adolescencia migrante, así como sus familias conozcan los protocolos. “Si los conocen, pueden exigir las garantías de los derechos y la aplicación de acuerdo a los principios rectores”, dijo Joselin Ostorga, trabajadora social de La Alianza, una de las organizaciones socias de CIPRODENI.

Las recomendaciones
Wiellman Cifientes, de K’amlbe’, organización que integra la Red Niña Niño, enfatizó en la importancia de que el Protocolo señale la necesidad de la contratación de traductores para que atiendan en sus idiomas maternos a las Niñas, los Niños y los Adolescentes deportados.

Otra de los aspectos que pueden mejorarse del Protocolo es: “dejar claros los pasos siguientes y la forma en que se dará seguimiento a las NNA, a través de una cadena de relaciones”.

Los retos de sociedad civil
Fiscalizar el cumplimiento o aplicación del Protocolo, es uno de los retos para las organizaciones que trabajan en la atención y defensa de los Derechos de la Niñez Migrante, que reconocieron las y los participantes del proceso formativo. “La auditoría social es importantes porque nos puede ayudar a identificar lecciones aprendidas”, dijo Brenda Ixchop, otra de las participantes.

La Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez –CIPRODENI– tiene el propósito de verificar el cumplimiento de las rutas de recepción, con el acompañamiento de las y los representantes de sus organizaciones miembros y de la Red Niña Niño, que participaron del proceso formativo.

Previo a realizar la verificación in situ, CIPRODENI implementará un proceso de construcción de la herramienta para dicho monitoreo y formará a las instituciones para que aprendan a usarla; además, construirá, de forma colectiva, la estrategia metodológica para su aplicación.

Las acciones estratégicas se realizarán en el segundo semestre del 2019, como parte del Proyecto Binacional a Favor de la Niñez Migrante Guatemala-Honduras, que ejecuta el consorcio conformado por CIPRODENI, COIPRODEN y PAMI, con a la asistencia financiera del Ministerio Federal de Cooperación y Desarrollo de Alemania, y el apoyo técnico de Kindernothilfe -KNH-.

Suscripción a publicaciones